Matovellismo

El Matovellismo es la impronta particular de las instituciones de la Congregación de Misioneros Oblatos de los Corazones Santísimos, que las hace diferentes de otras y les da carácter de identidad, se expresa en el principio de ser y hacer todo por amor de Dios; en unos objetivos: extender el Reinado Social de Jesucristo, desarrollar la caridad y el sacrificio como como virtudes esenciales de la persona, la cultura y sociedad; con unos criterios: trabajar, amar y padecer en unos valores: el amor a Dios y al prójimo, tratar a los demás, como quiero que ellos me traten, reconocerse como don de Dios y su historia personal como un campo del acontecer de Dios; un estilo de gestión cuyo principio es nada improvisar, todo planificar previo un discernimiento, decidir y ejecutar en equipo.

En el campo educativo el Matovellismo es formar hombres y mujeres desde su identidad para los demás, respetando la diversidad; desarrollar una formación integral inspirada y dirigida por el humanismo cristiano; una educación orientada desde los avances de la ciencia que responda a las exigencias de la misión de hoy; el servicio de la fe y la promoción de la justicia en una opción clara por las periferias existenciales; una acción dirigida por la excelencia humana integral.

Valores Matovellanos

 

La educación Matovellana busca formar en los estudiantes personas integras, de alto nivel humano, espiritual, académico, compromiso social, competentes, capaces, capaces de construir y participar en comunidades en donde se vivan los valores éticos, se respeten los derechos fundamentales, se trabaje por un desarrollo humano sustentable; para alcanzar esto, acudirá a los métodos de enseñanza pertinentes y efectivos, a la exigencia y el cumplimiento de los acuerdos, al PEI, con un currículo en Ciencia, Virtud, Expresión y ecología humana.

 

La esencia de la filosofía Matovellana es: 

“Hacerlo todo por amor de Dios,

y hacerlo bien desde el principio”.